martes, 21 de octubre de 2008

SHREK: El PRIMER OGRO QUE SALVA PRINCESAS

El ogro verde que protagoniza Shrek ha logrado hacerse con el corazón de cualquiera y despertar la carcajada del más aburrido. Shrek es una novedad que impacta al público por su atrevido y distinto humor y por ironizar y burlarse de los intocables cuentos de Disney. Pero no sólo es una película donde se ironice sobre diversos temas, sino que los mensajes morales son constantes. Entre ellos el concepto de amistad que se presenta a través de dos personajes totalmente opuestos pero con una característica en común, ninguno tiene amigos. Para presentar el tema del amor, deja de lado los cuentos de hadas del príncipe y la princesa atractivos para apostar por un amor casi imposible. Y es que esta película no es más que una historia de amor finalmente, aunque presentada de una manera diferente a lo habitual. Por otro lado, también ridiculiza los cuentos des del punto de vista que ninguno de los personajes es agraciado físicamente y el problema de autoestima es constante.

Shrek es el principio de una saga que cada vez se ha ido mejorando más. Si en la primera ya hemos podido ver movimientos que imitan a los humanos con sus respectivos músculos, en las posteriores películas eso se verá totalmente mejorado. En este sentido, hay un aspecto a mejorar en Shrek ya que no se acaba de conseguir darle esa traslucidez perfecta a las pieles, no es del todo natural. Por lo que respecta a los sonidos como la música son completamente acertados ya que la música es actual acorde con el público al que se dirige la película y es animada y de ritmo rápido, coherente con las escenas en las que se utiliza. Los sonidos se encargan de provocar cambios de ritmo, de escenas, etc. y dan soporte a las imagénes (por ejemplo cuando se rompe el cristal de la ventana del castillo). En una película de animación como Shrek no podían faltar los efectos especiales. Variedades de líquidos de diferentes viscosidades como la caída de la leche, la textura (espuma) de la cerveza, o la lava del río que lleva al castillo del dragón son algunos de los efectos que podemos apreciar. En el caso del fuego que saca el dragón por la boca, la iluminación y la combinación de colores juegan un papel primordial para crear un efecto lo más parecido a la realidad posible. No obstante, quizás uno de los retos más importantes de este film ha sido la correcta iluminación en cada momento para dar un resultado real y superar lo que se había conseguido hasta ahora en animación.

Lo que ha creado precedente en Shrek es que ha sido la primera película que ha imitado los movimientos humanos con casi cada músculo del cuerpo, intentando representar también la piel, las texturas y los movimientos de estos para que parecieran lo más reales posibles. Es de las pocas películas de animación en que su aspecto concuerda con el argumento. Me atrevería a decir que es de las primeras películas de animación que han integrado tecnología y guión de manera totalmente compenetrada, no hay ningún elemento que quede incoherente con la historia y desfasado por haberse hecho por ordenador. Shrek es una muestra clara de la evolución de la animación y del auge en que ésta se encuentra. Es una película del siglo XXI y los cambios en los movimientos, texturas, efectos, sonidos son evidentes, aunque seguro que el mundo de la animación aún tiene muchas más sorpresas que ofrecernos.

No hay comentarios: