miércoles, 1 de octubre de 2008

Vicky Cristina Barcelona

En esto del cine, para el que suscribe, la veteranía es un grado. No porque ciertos profesionales mejoren con los años, que también, si no porque algunos de ellos tienen toda una carrera para cambiar, renovarse, experimentar y sí, esa palabra que hoy en día está tan de moda, reinventarse.
Woody Allen, con más de cuarenta años de cine a sus espaldas, y con su película anual, nos ha dejado obras maestras, películas correctas y algún chasco, entendido siempre como superior a la media de producciones que escupen nuestras pantallas cada semana.
Nuestro neoyorquino favorito le ha cogido el gusto a explorar nuevos terrenos, aunque siempre tomando elementos comunes en toda su obra (los entresijos de la pareja, el adulterio, las relaciones con diferencia de edad, la burguesía más progre e intelectual, la muerte, etc...), situándolos en Nueva York y conjugándolos de diferentes maneras en casi todas sus películas.
En "Vicky Crisitna Barcelona", Vicky (Rebeca Hall) es una mujer metódica, cerebral con una vida previsible y a punto de casarse. Cristina (Scarlett Johansson) es todo lo contrario, de espíritu bohemio, promiscua y en permanente búsqueda de sí misma. Las dos están pasando el verano en Barcelona en un momento crucial en sus vidas. Juan Antonio (Javier Bardem) es un pintor barcelonés, divorciado, bohemio, atractivo y encantador que las convence para pasar unos días en Oviedo. María Elena (Penélope Cruz) es la ex-mujer de Juan Antonio. Loca, suicida, neurótica que reaparece en la vida de éste y a su vez revuelve las de los tres.
Con este argumento tan poco original y con la excusa de pasar unas vacaciones pagadas en Barcelona, Allen crea un bombón envenenado envuelto de tipismo folclórico, y disfrazado de comedia romántica en su primera parte, en el que bajo la mirada de alguien de paso en la ciudad, que abiertamente decide no conocernos en profundidad, ni tomar partido por ningún personaje, si acaso en el de Penélope Cruz (espléndida), hace interactuar a una serie de personajes desgraciados dejando claro que aquí nadie se salva, que todos estamos llenos de contradicciones, miedos, celos, etc... sea en el Village neoyorquino o en el Gòtic barcelonés. Personalmente creo que logra una de sus mejores películas en muchos años, bastante por encima de la sobrevalorada "Match Point".
Las únicas pegas que se le puede poner son esa voz en off tan molesta y la reiteración de las canciones de la banda sonora: "Entre dos aguas" y la canción de Giulia y los Tellarini de los títulos de crédito suenan muchas veces.
Por supuesto, imprescindible verla en V.O. y disfrutar del gag entre Penélope Cruz y Javier Bardem sobre el inglés y el castellano.


6 comentarios:

Joan Batlle dijo...

Pues vamos a discrepar que de todo se aprende no?. Personalmente me parece una de las peores películas del gran Woody. Una comedia puede hablar de la trivialidad pero nunca caer en la banalidad. Los personajes de don Juan- Bardem- y la Carmen de liga y navaja,ahora pistola ,P. Cruz- son unos arquetipos que han sido leídos apresuradamente por Allen y que al hablar de España pues vamos a ponerlos. Son banalidades como esa Barcelona de postalitas que va saliendo para regocijo de los turistas que Allen, como buen y agradecido patrocinador del ayuntamiento, ha puesto ya en solfa y que seguramente publicitará Barcelona más de lo que ya necesita..
hasta luego

alan masferrer dijo...

Siento decirte Carlos que estoy totalmente de acuerdo con Joan. Me parece un descarado publireportaje encubierto de Barcelona, con más bodegones que escenas como tal, y con una trama para nada sofisticada. A mi también me parece una de las peores películas de Woody Allen.

Saludos a todos!

J.C.Alonso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jordi Sánchez Navarro dijo...

Veo que hay movimiento; parece que has escogido una película que está en boca de todos (por razones cinematográficas, pero también extracinematográficas) y eso siempre es bueno porque provoca debate. La película no me gusta pero tu crítica sí. Sólo le reprocharía una cosa: el uso de un cliché lingüístico como "nuestro neoyorquino favorito".

Carlos dijo...

Gracias Jordi,
la verdad es que ahora que leo otra vez la crítica tienes razón en lo de la coletilla, y si he escogido esta película es porque sabía que iba a provocar polémica, de manera que así el foro tuviera un poco de vidilla.
Saludos a todos

J.C.Alonso dijo...

Aquel entrenador que tuvo el Barça que estaba todo el día con el aliento agrio y decía: Tú eres muy malo.Bien, era holandés, no...Van Gaal. Pues aquí cogeremos el anatema del neerlandés y cantaremos: es muy mala, malísima... Y Allen, un maniqueo de muchisimo cuidado. Cuando tiene interés en las pelas... Pelas catalanas de Roures, bona borsa.Tremendo disparate, donde ni Bardem ni Cruz, ni la Scarlett se libran. Parece mentira que hace unos dos años y pico este Sr. rodara "Macht Point". Eso sí, la crítica oficialista: al loro que diu el Laporta. Saludos, a tota la basca del blog