domingo, 14 de diciembre de 2008

Aflicción de Paul Schrader


Aflicción es la historia del viaje de un hombre mediocre por el filo de la locura y la desesperación. Wade Whitehouse lleva una vida anodina en el pequeño pueblo de New Hampshire donde vive; trabaja para el alcalde de la ciudad realizando varios trabajos para él, hace las veces de policía local, guardia de tráfico y se encarga de despejar las carreteras de nieve. Wade está divorciado, tiene problemas para entenderse con su hija, bebe demasiado y no frecuenta las mejores compañías. Es un hombre que solo desea desesperadamente ser amado , no consiguió retener a su esposa y está empeñado enmendarlo con su hija, sin embargo se equivoca en las formas y solo consigue que la gente se aleje de él porque ¿cómo es posible lograr que alguien te ame, cuando tú mismo no eres capaz de amar? habiendo sufrido desde pequeño los abusos verbales y la violencia física por parte de su padre, Wade solo sabe relacionarse con la gente a través del distanciamiento, ya que en su interior sólo alberga violencia -lo único que ha recibido en grandes dosis- y le aterroriza seguir los pasos de su padre.
Cuando un importante potentado resulta muerto en un accidente de caza, de una manera un tanto misteriosa, decide investigar el suceso, aunque eso le lleve a sospechar de su mejor, y por lo que sabemos, único amigo. Wade ve en este suceso una oportunidad para hacer algo bien por una vez en su vida y siente que si lo logra su suerte cambiará. Sin embargo su obsesión por descubrir la verdad le sumergirá en un proceso de autodestrucción imparable.
Paul Schrader nos presenta de nuevo, como en American Gigoló o en Taxi Driver (uno de sus guiones más significativos), un personaje moralmente cuestionable en busca de la redención y guiado por lo que parece ser una fuerte voluntad externa a él mismo. Wade busca la redención en el amor, pero lo único que puede redimirle es el amor de su padre, que es precisamente el único que no podrá obtener nunca.
Schrader intenta seguir en esta historia el esquema clásico de lo que él definió como estilo trascendental: cotidianeidad, disparidad y estasis. Nos presenta primero la cotidianeidad de la vida en New Hampshire para posteriormente introducir un elemento de disparidad, algo que rompe la armonía; el accidente de caza. Este será el elemento desencadenanate de la destrucción mental de Wade que sólo alcanzará la estasis con la muerte de su padre. Es altamente relevante la escena en que Wade se arranca una muela que le ha estado doliendo durante largo tiempo y a la que en algún momento le ha echado la culpa de sus violentas reacciones. Esa muela tan sólo es una metáfora de la "caries" que está corrompiendo su alma: la figura de su padre, sólo con su extición, con la "extirpación" de la presencia de su padre, mediante una acción decisiva (la decisión de no soportar más los abusos verbales de su padre revolviéndose contra ellos) Wade alcanzará la estasis, la vuelta a la calma. En ese sentido es significativa la expresión de la cara de Wade cuando se da cuenta de que su padre está muerto así como la escena en que se sienta cómodamente a beber en el salón de su casa mientras por la ventana vemos como arde el cobertizo que alberga el cuerpo de su padre. Wade, por fin se verá liberado de sus demonios intriores para finalmente desaparecer, como si nunca hubiera existido, en lo que parece un sometimiento a una muerte simbólica por parte de Schrader.
Además de estos elementos propios del estilo trascendental, encontramos también algunos otros de los temas que obsesionan a Schrader: el fanatismo religioso (en la figura de su hermana), la fascinación por las armas y esa cierta querencia a personajes con un cierto perfil esquizofrénico.
Simpatía y repulsión a partes iguales es lo que nos produce esta historia, como muchas de las de este director que tan hábilmente sabe retratar las complejidades de la psique humana.

8 comentarios:

J.C.Alonso dijo...

Querida Nuria; olé.. Chapó. Gran crítica de la mejor película de P. Schrader. Sólo decir aquello que le balbucea Corburn-papa- a Nolte hijo sobre la nieve:-Yo estoy hecho de amor...¡Qué salvajada de película, que ambiente, qué actores..qué música. Maravilla de las maravillas. Me has pillado amiga! Yo soy Nick Nolte: estoy a punto de explotar por la puta muela(la metáfora de la vida)que gran putada. Un beso,qué me has dado el subidón de la tarde.Por cierto, voy a verme por tercera vez "Quiero la cabeza de Alfredo García" J.C.A

Nuria F. dijo...

Ostras Juan Carlos, el subidón me lo has dado tú a mí. ¡Muchas gracias por tu comentario!

Inés dijo...

La verdad que sí, es un film espectacular. La escena donde Nolte se saca la muela y cuando habla con su hermano para mi es lo mejor: Wade (Nolte):"soy un perro apaleado y voy a morder". El hermano dice: "estás seguro que no has mordido?" y Wade (Nolte) contesta: "he gruñido pero no he mordido" Aaah!!! Impresionate!!

J.C.Alonso dijo...

Y te digo más como no aparezca en una hora el puto carpintero; no soy responsable de mis actos. Amiga, ¿cómo te sentirías si la cama se te hubiera roto porque los freakies que te la montaron no pusieron los tornillos de seguridad? Uff, muy Nolte y me salvará la pelirroja Spacek Versus my sister...Exploto, pero exploto como esa bestia de la interpretación que es Nolte y el clima acompaña.Ya van cuatro Macallan. Veremos...

Inés dijo...

Aaahh!! Otro puntazo de la peli es cuando chupa la sal(los pequeños detalles de la vida cotidiana de Schrader)

Nuria F. dijo...

Lo bueno del detalle de la sal es cuando Sissy Spacek ve al padre (Coburn) repetir el mismo gesto que le ha visto cientos de veces a su hijo. Es precisamente en ese momento cuando decide abandonar a Nolte, cuando se da cuenta del futuro que le espera si se queda con él, porque se está convirtiendo en su padre. Me parece absolutamente genial.

Inés dijo...

Sí, sí, es a lo que me refiero. Pobre, con lo que cree en Wade (Nolte) y ve que no hay nada que hacer, que se está metiendo en el hoyo y que, puede, acabe como la madre de Wade, muerta y sin que el marido se inmute. Es espeluznante!!!

marina pardo dijo...

sí señoras, he buscado críticas de esta película después de verla hoy y esta es la mejor que he encontrado. la única que describe perfectamente por lo que pasa el personaje. enhorabuena.